El viaje de un grano de arena

El viaje de un grano de arena

En el artículo anterior viajamos por el Océano y comprobamos que hay una gran diversidad de ambientes. Hoy, te pedimos que cierres los ojos y nos acompañes a una playa como la de la siguiente imagen. Bajaremos la mirada a nuestros pies. ¿Qué ves?

¿Has contestado “arena” a la pregunta? Si nos acompañas al viaje por la “arena” que haremos hoy, quizás la próxima vez que te hagan una pregunta similar no contestes lo mismo. ¿Vamos?

Razona: ¿Qué es la arena?

¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que escuchaste la palabra “arena”? ¿Has visto mucha “arena”  a lo largo de tu vida? ¿Te atreves a definir “¿qué es la arena”?

Te proponemos que respondas en no más de una página a la pregunta “¿Qué es para ti la arena?” Puedes explicar todo aquello que te viene a la cabeza al hablar de “arena”. Piensa si la has visto cuando has ido a alguna playa, si al visitar alguna otra playa la arena era igual y cómo es la arena que has podido ver en películas, documentales o libros.

¡Envíanos tus escritos a oceanliteracy@icm.csic.es! Con las aportaciones de todos vosotros queremos hacer un compendio colectivo. ¿Nos ayudas?

 

Enigma: Descubre diferentes “obreix diferents “sorres”

Completa estos rompecabezas y explícanos, más abajo, en los comentarios, ¿por qué crees que estas playas presentan un color tan diferente?

preview40piecePlatja 1 preview40piecePlatja 2

Nota: Dificultad media. Podrás cambiar la dificultad del rompecabezas y cronometrar el tiempo que tardas en hacerlo, en el mismo enlace.

Aquí puedes ver las soluciones y la respuesta a la pregunta.

 

Experimenta: ¿Qué es realmente la “arena”?

Para entender qué es realmente la arena te invitamos a coger diferentes coladores con agujeros de distintos tamaños, ponerlos en orden (el de agujeros más grandes arriba de todo, y así sucesivamente hasta que abajo tengas el colador con los agujeros más pequeños).

Sabemos que estos días no es posible ir a coger arena de la playa y tenemos que quedarnos en casa. No obstante, puedes hacer lo mismo simulando tu arena: puedes probar de mezclar objetos cotidianos de medidas diferentes (por ejemplo puedes intentar hacer una “arena” de garbanzos, lentejas y granos de quinoa o cuscús. También puedes intentarlo con arena del jardín si está compuesta de diferentes partes (piedras, tierra…). En este vídeo puedes ver el resultado de hacer el experimento con arena de verdad.

¿Qué ha pasado en este experimento? Si ya lo has probado, puedes ver la solución aquí.

 

¡Viaja desde casa! El viaje de un grano de arena

Ahora sí que sí, ya estás preparado para hacer un viaje para acompañar a un grano de arena. En esta carpeta encontrarás viñetas con diferentes escenarios que recorre el grano de arena durante su viaje. Si ya has adivinado el recorrido, aquí puedes ver las soluciones.

Ten en cuenta que muchos granos de “arena”, como muchos de nosotros, también hacen muchos viajes, y que este es solo un ejemplo de un viaje de un grano de arena desde los Pirineos hasta el cañón de Palamós.

Hay tantos viajes como granos de arena hay en el mundo. ¡Y más!, porque muchos de ellos, como nosotros, ¡hacen diferentes desplazamientos! ¡Imagina la cantidad de cuentos que podríamos explicar…! Hay granos de arena, los de las playas de arena oscura, que empezaron su viaje a partir de volcanes, otros habían formado parte del esqueleto de organismos tan sorprendentes como los corales que, en un momento dado, un pez loro mordió y ahora forman parte de la arena de una playa del Caribe. ¿No te parece increíble pensar en la història que se esconde detrás de cada granito de arena?

¿Se te ocurre un nuevo viaje que podría seguir un granito de arena? Puedes escoger entre la playa que prefieras y la medida de grano que quieras (recuerda que tendrá un nombre concreto según su medida, como ya te hemos explicado antes).

¡Envíanos tus aportaciones a oceanliteracy@icm.csic.es! Nos gustaría mucho que mandárais vuestras producciones y resolver todos las posibles dudas!

¡Pon a prueba tu observación! Dibujo para colorear

Todavía guardamos más sorpresas para ti. Si cogemos una lupa y observamos un puñado de arena de la playa o del fondo del Océano, encontramos que entre los granos de arena ¡hay muchísima vida!

Fíjate bien en los animales que viven en la arena coloreando los dibujos que hemos preparado para ti:

 

Descarga la vida en la arena para colorear. Dibujos de Jordi Corbera.

¡Envíanos tus dibujos a oceanliteracy@icm.csic.es! Queremos hacer un álbum con las aportaciones de todos los participantes, ¡no queremos que falte el tuyo!

 

Sumérgete más

  • Impacto del temporal Glória.
    Hace muy poco, fuimos sacudidos por el temporal Gloria. Durante este temporal, se puso en evidencia la inestabilidad de la línea de costa, constantmente alterada por el ser humano a través de la construcción de puertos y alterando las playas y sus ciclos aportando toneladas y toneladas de arena cada año, por citar solamente dos ejemplos. También se observó cómo aquellas playas naturales (ejemplo de las partes de las playas naturales -en catalán-), con sistemas dunares y vegetación litoral, ayudaban a retener los granos de arena y, por lo tanto, se enfrentaban de manera más eficiente a las inclemencias del clima. Podríamos hacer una nueva entrada hablando sólo de este tema. Te invitamos a ver este catálogo de fotografías de vista satelital y que reflexiones sobre los procesos naturales y cómo se ven afectados por nuestras modificaciones.
  • “Oceánicas: mujeres en la oceanografía”
    “Oceánicas” es un recurso del Instituto Español de Oceanografía, que presenta a mujeres científicas relevantes del mundo de la oceanografía. Aquí podrás ver la entrevista a la geóloga Belén Alonso, del ICM-CSIC, y descubrir cómo es la vida de una mujer que estudia la arena en su día a día.

 

Palabra del día

No obstante, según nos dice la granulometría, es más preciso decir que se considera “arena” sólo aquella roca detrítica incoherente formada por granos de diámetro comprendido entre 2 y 0,062 milímetros.

 

Ahora seguro que cuando vuelvas a una playa y mires tus pies ya no sólo pensarás en “arena”. Ahora quizás también pensarás en gravas, barros, arcillas, en volcanes, en peces loro mordiendo corales, en las cimas de las montañas y el transporte a lo largo de un río, y en múltiples gusanos y pequeños organismos que hacen de su casa el espacio entre los granos de arena.

 

 

Esperamos que hayas disfrutado acompañando a la arena en su viaje. En el próximo artículo  proponemos un aumento de velocidad, cogeremos impulso dejándonos llevar por las corrientes del Océano. ¿Nos acompañas? ¡Esperemos que no tengas vértigo!

Suscríbete al boletín para recibir información de las propuestas de “El Océano en casa” en tu email.

 


Comenta, pregunta, ¡interacciona!

Para añadir un comentario simplemente has de escribir tu nombre o álias y añadir un correo electrónico. No es necesario registrarse, ¡es muy sencillo! Recuerda utilizar siempre el mismo álias, así podremos reconocerte. Tu correo electrónico será privado, pero servirá para ponernos en contacto contigo.

Enviar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *