icono_objetivoscien

Objetivos Científicos


Campaña MAFIA (Migrants and Active Flux In the Atlantic Ocean), Migradores y Flujo Activo en el Océano Atlántico.

 

Esta campaña es la parte fundamental del proyecto del Plan Nacional “Migradores y Flujo Activo en el Océano Atlántico (Migrants and Active Flux In the Atlantic Ocean-MAFIA)”, coordinado por Santiago Hernández-León de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que actúa como jefe de la expedición.

En la expedición, que se realiza a bordo del buque oceanográfico Hespérides, participan investigadores de la Universidad de Cádiz, del Instituto Español de Oceanografía e del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CISC).

Nuestro propósito es estudiar el flujo de carbono a lo largo de la columna de agua en dichas zonas. En este proceso juegan un papel relevante no sólo la materia orgánica disuelta y el hundimiento de las partículas, sino también el flujo activo debido a los organismos migradores. Este último aspecto es bastante desconocido a escala global e involucra a una serie de organismos del zooplancton y del micronecton (principalmente pequeños peces y crustáceos), que realizan migraciones verticales, desde la zona oscura del océano a las capas próximas a la superficie, con periodicidad diaria. Entre los grupos más ampliamente conocidos que realizan este tipo de migraciones, se encuentran los peces mesopelágicos, que ocupan la región oscura del océano durante las horas de luz y muchos de ellos migran a la región epipelágica por la noche. Los peces mesopelágicos son un grupo ampliamente distribuido y con una enorme biomasa, aunque en parte debido a su pequeño tamaño y a su alto contenido en grasa, no son explotadas comercialmente. Sin embargo, juegan un papel muy importante en las cadenas tróficas marinas, ya que son el alimento de grandes peces migradores, aves y mamíferos marinos.

Uno de los problemas en la evaluación del flujo activo es la captura de los diversos tipos de organismos. Por una parte se requieren redes de tamaños y mallas adecuados a la variedad de tamaños de los individuos, y por otra se precisa muestrear en diferentes capas de la columna de agua, incluyendo pescas a grandes profundidades. A lo largo de la campaña se obtiene un registro contínuo de las capas de reflexión profunda, utilizando los datos del ecosondador biológico EK60, que después relacionaremos con lo que hayamos obtenido con las redes.

M. Pilar Olivar, coordinadora del equipo ICM en la campana


Pilar Olivar y Arturo Castellón, delante del esquema del un nuevo aparato

diseñado expresamente para esta campaña

Ultimando detalles antes del embarco del aparato