icono_diarioDiario de Campaña


Os explicamos el día a día de nuestra expedición científica

27 de abril 2015: últimos muestreos nocturnos

Son las tres de la mañana y acabamos de largar la red mesopelágica. A estas horas capturaremos los mictófidos (peces linterna), que han migrado desde profundidades de cerca de 1000 m hasta las capas próximas a la superficie para alimentarse.

Aparecen con los estómagos repletos de zooplancton, en ocasiones se aprecian incluso deformados, de tan llenos! En las últimas pescas hemos pescado algunos enjambres de eufausiáceos (krill), que también realizan este tipo de migraciones verticales en horas de oscuridad. Durante el día, en cambio, las principales capturas de peces y crustáceos de la red mesopelágica corresponden a los niveles inferiores a 400 m. Y a profundidades de cerca de 1000 m nos encontramos con los peces de morfologías muy particulares, como los peces dragón, con grandes bocas provistas de enormes dientes.

Estamos en el último día de muestreo y tras casi un mes de trabajo se nos están agotando los viales, bolsas y cajas de almacenamiento de muestras, y la cámara de refrigeración está repleta. Hemos recolectado muchísimo material, incluso más de lo que nuestras previsiones más optimistas anticipaban.

Tenemos por delante meses de análisis en el laboratorio.

Han sido unas semanas muy intensas, con pocas horas de sueño y muchas de trabajo compartido. Hemos colaborado en buena sintonía un grupo de personas bastante variopinto, desde los técnicos de las pescas a los científicos que analizamos las muestras en el laboratorio.

Creo que hemos sabido sacarle un buen partido a las horas compartidas. Muchas gracias a todos!

Pilar Olivar


23 de abril 2015: una gran riqueza de especies

Hoy día de Sant Jordi nos encontramos a la altura de Senegal, aunque lejos de sus costas. Como cada día de muestreo hemos iniciado el trabajo lanzando la trampa de sedimento, que recogeremos a final de la jornada. El CTD está ya en cubierta y se están tomando muestras de agua de los distintos niveles.

Mientras estoy escribiendo, estamos arrastrando la red Mesopelagos. Aunque nos encontramos ya en la última parte de la campaña no ha disminuido nuestra curiosidad por lo que vamos a encontrar. A lo largo de estos días hemos ido recolectando especies de amplia distribución, aunque a medida que nos adentramos en el Atlántico Este sospechamos que aparecerán nuevas especies asociadas al afloramiento de Canarias.

Los peces no son los únicos componentes de las pescas, en algunos niveles lo que más abunda son los organismos gelatinosos, como los ctenóforos y sifonóforos. Otras veces dominan los crustáceos. Los cefalópodos, aunque no sean particularmente abundantes, van apareciendo regularmente, y en algunos casos presentan conspicuos órganos luminosos.

Incluimos algunas imágenes de las operaciones en cubierta y de algunos ejemplares que hemos capturado.

Pilar Olivar

 


14 de abril 201: el plan de trabajo

En el estudio del meso y macrozooplancton estamos implicados muchos investigadores.

Como os explicamos en el anterior mensaje, el muestreo lo realizamos con una red de plancton múltiple capaz de muestrear discriminando hasta ocho estratos de la columna de agua, con la que alcanzamos hasta 800 m de profundidad.

Para poder comparar las distribuciones de los organismos en función de la luz realizamos un muestreo en pleno día y otro en plena noche. Asimismo, utilizamos un patín de neuston para cubrir los primeros centímetros de la superficie (responsabilidad de Nacho González y su equipo de la Universidad de Cádiz). En las muestras de neuston hemos podido apreciar la aparición de los peces linterna (mictófidos) por la noche y su ausencia durante el día, momento en que dominan los peces voladores.

Con la red múltiple hemos visto como en los niveles más profundos se captura mucho menos plancton, tanto de día como de noche, que en la región más supeficial, llamada epipelágica. Cabe señalar que, igual que habíamos observado en el Mediterráneo, en la zona inferior a los 400 m obtenemos siempre (día y noche) pequeños peces luminosos, los Cyclothone.

El procesado de estas muestras va a ser muy laborioso, principalmente por lo que respecta al reconocimiento de todos los organismos del zooplancton, para lo que contamos con la experiencia de M. Luz Fernández de Puelles, del IEO de Baleares. De momento, a bordo ya estamos separando el ictioplancton, gracias al esfuerzo de Balbina, Cristina y Tabita, que a pesar de lo tentador que resulta el calorcito ecuatorial se encierran en el laboratorio para adelantar el trabajo.

He dejado para el final el muestreo del micronecton, del que nos responsabilizamos los miembros del equipo ICM-CSIC. Este es nuestro mayor reto, por la dificultad y lo novedoso de los equipos. Hemos estado trabajando en un sistema de muestreo que nos permite filtrar cantidades importantes de agua, descender a profundidades de unos 1000 m y discriminar distintos niveles de la columna de agua. Nuestro equipo, que bautixzamos “la Blava”, consiste en una red semipelágica de una abertura de boca próxima a los 50 m2 que puede trabajar con un solo cable de arrastre (restricción impuesta por las características del BIO Hesperides).

La abertura de la red no implica el uso de pesadas puertas, sino que se consigue mediante un sistema de cometas laterales. Se trata de un diseño original de IFREMER construido para usar en nuestro buque. El sistema de muestreo estratificado ha sido un diseño de Arturo Castellón y la campaña está siendo la prueba definitiva que permitirá optimizar el equipo.

Con este multisampler conseguimos discriminar cinco estratos verticales. De nuevo hemos podido comprobar cómo los pequeños peces de luz, Cyclothone, ocupan la región oscura, tanto de día como de noche, y en cambio los peces linterna, mictófidos, migran a las capas superficiales por la noche, sin que aparezcan agregados en las capas de reflexión profunda durante el día.

Los análisis de las muestras de micronecton implicarán a los investigadores en función de su especialidad. De momento en el barco hacemos una primera tría y evaluación de lo obtenido.

Empezamos separando los organismos gelatinosos, los más frágiles, para que Ignacio Franco (del IEO de Murcia) pueda analizarlos posteriormente. A continuación trabajamos los peces, cefalópodos y crustáceos. Tenemos siempre a Víctor pendiente de ir haciendo las mejores fotos de los ejemplares recién capturados. La diversidad es muy elevada, muchas especies y en general ninguna dominante. Tenemos que estar continuamente añadiendo hielo en las bandejas para que no se deteriore el material. Lo tratamos con mucho mimo porque la recolección es muy costosa y algunas especies son realmente raras.

La puesta en marcha de tantos equipos, en particular de la red Mesopelagos implican un trabajo arduo que se ve incrementado por el calor que hace en la cubierta, aunque contamos con un gran equipo de técnicos UTM y personal de cubierta del buque que contribuyen a que todo marche bien.

El plan de trabajo consiste en un día de muestreo y un día de tránsito, que dedicamos a completar el triado e identificación de las muestras obtenidas.

Hemos disfrutado también de algunos ratos de ocio, como el domingo 12 de abril, en que pasamos el ecuador y se bautizó a quienes lo cruzaban por vez primera, acabando la celebración con una barbacoa. Curiosamente estuvimos rodeados por enormes masas de sargazos durante todo el tiempo.

 

Pilar Olivar


6 de abril 2015: empieza la expedición

Nos encontramos a bordo del BIO Hespérides en plena campaña oceanográfica en medio del Atlántico. La campaña “MAFIA” se inició el 3 de abril, partiendo de Salvador de Bahía (Brasil).

A lo largo de esta expedición tenemos planteadas 13 estaciones atravesando el Atlántico y cubriendo zonas con características distintas, desde zonas muy oligotróficas (cerca de Brasil y en la región tropical del Atlántico este), pasando por la región del afloramiento ecuatorial y terminando en la zona más productiva, próxima al afloramiento de Canarias. Tenemos previsto finalizar en las Palmas de Gran Canaria el 29 de abril.

Nuestro propósito es estudiar el flujo de carbono a lo largo de la columna de agua en dichas zonas. En nuestra campaña caracterizamos hidrográficamente cada punto de muestreo, desde superficie hasta 4000 m de profundidad. Para ello contamos con Mikail, nuestro oceanógrafo, que va graficando y resumiendo diariamente la situación. Además con la rosetta de botellas del CTD obtenemos agua para los análisis de nutrientes, bacterias, producción primaria, y un sin fin de propiedades que nos ayudarán a estimar el C disuelto y el flujo gravitacional. El equipo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias se ocupa mayoritariamente de esta parte.

En esta expedición, los miembros de nuestro equipo nos encargamos del muestreo del micronecton. Para ello, durante más de un año, Pilar Olivar responsable científica del equipo de ICM y Arturo Castellón, de la Unidad de tecnología Marina, estuvieron trabajando en el diseño de un sistema de muestreo que fuera capaz de filtrar cantidades importantes de agua, descender a profundidades de unos 1000 m y discriminar distintos niveles de la columna de agua. El aparato, que finalmente se construyó y es a bordo de esta expedición, es una red semipelágica de una abertura de boca próxima a los 50 m2 y cuya abertura se consigue mediante un sistema de cometas laterales. El diseño original es de un centro de investigación francés, IFREMER, pero ha sido adaptado en el ICM para poder trabajar en el buque Hespérides y la campaña MAFIA está siendo la prueba definitiva que permitirá darnos pistas de cómo optimizar el equipo.

Pilar Olivar